ActualidadArticulo

Una visión general del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

142views

Reseña escrita por el Ing. Audy Francisco Puyosa, MSc. Academic Manager CAC-ITC

A nivel internacional se celebra el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo. La idea nació en 1996 cuando diferentes organizaciones comienzan a conmemorar el Día Internacional del Trabajador Muerto y Lesionado, sin embargo, no es hasta 2003 cuando la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se une al movimiento, dándole la denominación que hoy conocemos.

En el caso de República Dominicana, esta fecha es proyectada por diferentes organizaciones públicas y privadas, dando espacio para reforzar la cultura preventiva. Es el caso de la Dirección General de Higiene y Seguridad Industrial (DGHSI) del Ministerio del Trabajo, el Instituto Dominicano de Prevención y Protección de Riesgos Laborales (IDOPPRIL) y el Centro Dominicano de Higiene y Seguridad (CEDHISE).

Sobre el panorama de la seguridad industrial en el país, es posible identificar diferentes escenarios, los cuales varían notablemente dentro del compromiso hacia la prevención. Contando con un cuerpo legal que presenta un importante desarrollo, muchas organizaciones prefieren mirar hacia normas internacionales, las cuales se manejan como referenciales, otras hacen uso de un completo juego de normas corporativas, muchas veces derivadas de ser representantes u oficinas locales de empresas transnacionales.

Aun así, persiste un marcado desequilibrio en el nivel de compromiso y aplicación de una gestión preventiva coordinada y profesional, llegando en algunos casos a la total ausencia de estrategias provisorias. Como base, el reglamento Nº522-06 y la resolución Nº04-07, están a la vista y son promovidas y fiscalizadas por profesionales calificados, buscando mantener espacios laborales sanos y saludables para los trabajadores.

Es ahí donde entran los “prevencionistas”, como los encargados de llevar a la práctica el “Programa de seguridad y salud en el trabajo”. A pesar de no contar con suficientes profesionales formados específicamente en la administración de sistemas de seguridad, cada día son más los que se abocan a desarrollar sus competencias para promover la mejora continua en la gestión preventiva.

Mención adicional merece el mundo de la academia, conformada por diferentes instituciones de formación dedicadas a desarrollar profesionales con las competencias necesarias para abordar de manera exitosa el desarrollo, implementación y evaluación de los programas de seguridad. A ellos se unen las organizaciones públicas y privadas que se dedican a cooperar en el desarrollo de competencias técnicas específicas.

Es mucho lo que tenemos, aunque admitimos que falta camino por andar. Por ello hoy debemos alinear esfuerzos y revalidar nuestro compromiso con la gestión preventiva… ¡Hagamos que las cosas ocurran!

Leave a Response

Suscribirse a nuestro boletín de noticias semanal es totalmente gratis

Inicia la semana informado con un boletín que contiene otras informaciones interesantes para la comunidad médica y que es de fácil lectura.

X