ActualidadArticuloEducación Medica

¿Por qué es rentable el uso de balón intragástrico en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad?

¿Por qué es rentable el uso de balón intragástrico en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad?
37views

La doctora Daniza Contreras, médico gastroenterólogo/internista, explica que la terapia con balón intragástrico es una opción para pacientes con sobrepeso u obesidad, la cual se cataloga como un tratamiento de primera línea rentable, ya sea como una intervención independiente o como puente a la cirugía bariátrica.

Más de 1.400 millones de personas en el mundo están con sobrepeso u obesidad. Esta condición a menudo les predispone a desarrollar diabetes, hipertensión, enfermedades cardíacas e hígado graso. Una pérdida modesta de peso de un 5% a un 10% pueden ser suficientes para prevenir la aparición de estas enfermedades y otras relacionadas con esta pandemia.

El uso de un balón intragástrico como tratamiento de primera línea para la obesidad es rentable, ya sea como una intervención independiente o como puente a la cirugía bariátrica , según el estudio de modelo de simulación publicado en PLOS One .

¿De qué se trata?

La terapia con balón intragástrico es un método temporal, no quirúrgico, mínimamente invasivo para inducir la pérdida de peso. Se basa en un globo suave lleno de solución salina que se coloca en el estómago para promover la sensación de saciedad y restricción. El mecanismo de pérdida de peso de la terapia con balón intragástrico es restrictivo.

Cualquier globo con un volumen de 400 ml o más puede inducir saciedad; siendo otro mecanismo posible que contribuye en la pérdida de peso el retraso del vaciamiento gástrico. Al igual que con cualquier procedimiento bariátrico, el cumplimiento del paciente con las modificaciones del estilo de vida es esencial para lograr y mantener la pérdida de peso durante y después de la terapia.

¿A quién va dirigido?

La Asociación americana de gastroenterología desarrolló una guía en marzo 2021, donde plantea las siguientes indicaciones:

Para pacientes obesos (índice de masa corporal [IMC]> 30 kg / m 2) que desean perder peso, pero para quienes las estrategias convencionales de pérdida de peso han fallado, una combinación de colocación de IGB y modificaciones de estilo de vida de intensidad moderada a alta (para mantener y aumentar pérdida de peso) puede ser más eficaz que las modificaciones del estilo de vida por sí solas.

La terapia con balón intragástrico es una opción para pacientes con sobrepeso u obesidad con un índice de masa corporal (IMC) superior a 27 kg / m2 en Europa, o 30 kg / m2 en los Estados Unidos (EE. UU.) que lo han intentado y han fallado en intentos anteriores. en el control de peso con dieta y ejercicio solo, en una de las siguientes situaciones:

  1. Para pacientes con un IMC de 27 a 35 kg / m2 en Europa, o de 30 a 35 kg / m2 en los EE. UU., La terapia con balón intragástrico puede usarse como una intervención temprana para inducir la pérdida de peso. Dichos pacientes no son elegibles para la cirugía bariátrica, pero podrían beneficiarse de una intervención temprana para prevenir o tratar enfermedades médicas relacionadas con la obesidad.
  2. Para los pacientes con un IMC superior a 40 kg / m2, o 35 kg / m2 con una o más enfermedades médicas relacionadas con la obesidad, la cirugía bariátrica es el tratamiento de elección. Sin embargo, solo del 1% al 2% de los pacientes elegibles se someten realmente a una cirugía porque muchos consideran que la cirugía bariátrica es “demasiado arriesgada”. Por lo tanto, para aquellos que son elegibles, pero se niegan a someterse a una cirugía bariátrica, o aquellos que no tienen acceso a ella, la terapia con balón intragástrico puede usarse como una intervención alternativa para inducir la pérdida de peso.
  3. Para pacientes con obesidad severa, como aquellos con un IMC de más de 50 kg / m2 , la terapia con balón intragástrico puede usarse como una intervención puente antes de la cirugía bariátrica. Los pacientes con obesidad severa corren el riesgo de desarrollar complicaciones técnicas o relacionadas con la anestesia debido a cantidades masivas de grasa intraabdominal y hepatomegalia. La pérdida de peso preoperatoria puede reducir la complejidad y el riesgo de una cirugía bariátrica posterior.

Contraindicaciones:

  1. Cirugía gástrica previa
  2. Trastornos de la coagulación
  3. Lesión hemorrágica en el tracto gastrointestinal superior
  4. Embarazo o deseo de quedar embarazada
  5. Alcoholismo o adicción a las drogas
  6. Enfermedad hepática grave
  7. Contraindicaciones para la endoscopia

La disponibilidad de terapias de pérdida de peso seguras y efectivas es limitada. Si bien la cirugía bariátrica ha demostrado su eficacia en el tratamiento de pacientes con obesidad mórbida, no se usa ampliamente en la población con obesidad de clase I, debido a su capacidad invasiva, su costo y sus efectos secundarios potenciales de por vida.

Por ello la terapia endoscópica para bajar de peso ha venido a llenar un espacio ante la necesidad de terapias efectivas y de fácil acceso en esta pandemia de la obesidad. Esto no solo se traduce en costos mucho más bajos que la cirugía bariátrica, sino también en menos eventos adversos.

Leave a Response

Andrés Quiroz
Comunicador social.
X