Actualidad

La hipomanía, posible causa del comportamiento de David de los Santos, joven detenido y asesinado en Naco

La hipomanía, posible causa del comportamiento de David de los Santos, joven detenido y asesinado en Naco
36views

Santo Domingo.- David de los Santos era un profesor de Educación Física de la Universidad Nacional Evangélica. El miércoles 27 de abril fue arrestado en el centro comercial Ágora Mall por presunta conducta violenta e intento de robo y trasladado al destacamento de la Policía Nacional del Ensanche Naco. Al día siguiente fue trasladado al Hospital Francisco Moscoso Puello con múltiples traumatismos que le producirían la muerte el domingo 01 de mayo.

El Ministerio Público imputó a siete personas por el homicidio del profesor, entre ellas cuatro funcionarios castrenses. De los Santos fue golpeado y torturado por otros presos en su celda durante la noche del 27 de abril y la madrugada del 28, con complicidad de los funcionarios de guardia. Sin embargo, las autoridades aún tratan de esclarecer el suceso, incluidas las causas de su detención en el Ágora Mall.

De acuerdo con la doctora Nathalia Montero Cruz, el comportamiento presentado por el joven obedecería a un episodio de hipomanía, enfermedad que forma parte del espectro bipolar y que se caracteriza por un ánimo expansivo, eufórico o irritable que dura al menos 4 días. De acuerdo con la psiquiatra y psicoterapeuta, es escandaloso que, con las cosas que el joven decía y hacía, los funcionarios no se dieran cuenta que se trataba de un paciente con un trastorno mental.

“Más que una celda, David necesitaba una unidad de intervención en crisis de salud mental. Ese es el peligro más grande de las hipomanías o manías: la gente los ve normal, pero ellos están en una realidad distinta y son muy vulnerables cuando están en esos cuadros”, explicó Montero.

El comportamiento de De los Santos habría sido el detonante para que los reos desataran su furia contra el profesor de Educación Física, quien según la versión de un testigo entró en crisis cuando los funcionarios le llevaron a su celda. “David se recostó de una pared y gritaba, con lo cual otros presos perdieron el control y comenzaron a golpearle salvajemente, sin que los agentes intervinieran”, dijo el testigo.

Al respecto, Montero añadió: “No conocí a David, no era mi paciente y no puedo diagnosticar a quien no he tratado, pero hay cosas que son escandalosas y, si tuviera que describir un cuadro hipomaníaco, así pudiera lucir”, puntualizó la especialista.

Leave a Response

Andrés Quiroz
Comunicador social.
X