ActualidadEducación MedicaHospitales y Clínicas

Infarto silencioso, uno de los padecimientos producidos por la diabetes

Dra. Claudia Almonte jefa de la Unidad de Cardiología CEMDOE
34views

Santo Domingo.- La diabetes es una enfermedad que daña progresivamente los vasos sanguíneos y acelera el proceso de aterosclerosis, aumentando el riesgo de padecer un infarto silencioso o un accidente cerebrovascular, explica la doctora Claudia Almonte, jefa del Departamento de Cardiología del Centro Médico de Diabetes, Obesidad y Especialidades (CEMDOE).

A propósito de conmemorarse este 29 de septiembre el Día Mundial del Corazón, Almonte destaca la importancia de la prevención. “Es clave saber si existen antecedentes familiares y conocer desde una edad temprana los niveles de glicemia en la sangre, por lo menos dos veces al año”, recomienda la cardióloga.

En ese sentido, expone que el alto consumo de azúcares, factores hereditarios, la obesidad y sedentarismo aumentan el riesgo de padecer de glicemia elevada en la sangre.

Por ello, la especialista sostiene que la glicemia elevada en sangre puede alterar con los años las paredes de las arterias y conllevar a la aterosclerosis. A su vez, puntualiza que, en ocasiones, dichos pacientes se acompañan de hiperlipidemia (colesterol y triglicéridos elevados), los cuales crean depósitos de grasa, se inflaman las arterias y pueden provocar enfermedades cardiovasculares como hipertensión o infarto.

Asimismo, Almonte asegura que una de las mayores poblaciones afectadas por hipertensión y enfermedades coronarias son las personas con diabetes, ya que muchos de estos pacientes padecen del llamado infarto silencioso. Este es un ataque cardíaco que presenta pocos síntomas y, si es que hay alguno, no se reconoce como un ataque cardíaco.

“Es importante que los pacientes diabéticos estén en alerta, saber si tienen alguna sintomatología como sudoración, sensación de fatiga, molestia inespecífica en el pecho; lo correcto es acudir a tiempo a su médico de cabecera y poder detectar, quizás, un evento coronario en el tiempo correcto”, indica Almonte.

Cada año corresponde realizarse las evaluaciones cardiovasculares de manera preventiva, independientemente sea hipertenso o no, o haya tenido infarto o no, debe de acudir cada año a su cardiólogo, agregó la galena.

La jefa del Departamento de Cardiología del CEMDOE expresó que la función de esta unidad es la prevención, el diagnóstico oportuno y el tratamiento de pacientes con enfermedades cardiovasculares.

“Nuestro equipo clínico, apoyado en equipos tecnológicos de última generación, aborda todas las especialidades de la cardiología actual, ofreciendo a los pacientes una asistencia de excelencia y multidisciplinar”, aclaró la especialista.

Entre los servicios que ofrece esta unidad de CEMDOE se encuentran: consulta especializada y de seguimiento, planes preventivos, apoyo diagnóstico cardiovascular, holter 24 y 48 horas, monitoreo ambulatorio de presión arterial (MAPA), prueba de esfuerzo en banda, prueba de esfuerzo y cicloergómetro.

Asimismo, electrocardiografía, ecocardiograma modo M bidimensional y doppler, ecocardiograma de stress, burbuja, strain y transesofágico. Incluyendo además doppler carotideo, femoral y score de calcio coronario, que ayuda a detectar la aterosclerosis de manera temprana.

Para propiciar la prevención y ayudar a la comunidad a cuidar su corazón, CEMDOE efectúa actividades donde los pacientes reciben evaluación de riesgo cardiovascular que incluye toma de medidas, peso, presión arterial y glicemia.

Además, desarrollan charlas sobre factores de riesgo, alimentación balanceada, y transformación de hábitos para una vida cardiovascular saludable.

Leave a Response

Andrés Quiroz
Comunicador social.
X