ActualidadArticulo

Hernia inguinal en niños

Hernia inguinal en niños
380views

Erick Féliz, cirujano pediátrico, ofreció sus conocimientos y profundizó sobre la presencia o aparición de hernias inguinales en niñas y niños, bajo su experiencia explicó los síntomas y características comunes que presentan los infantes. En consonancia detalló cómo los padres pueden identificar la existencia de la protuberancia  y cuáles son los pasos a seguir al recurrir a un médico, su tratamiento y cuidados adicionales.

La hernia inguinal es la persistencia de un conducto (proceso peritoneo vaginalis) que comunica el interior de la cavidad abdominal con el pubis (en las niñas) y con la bolsa escrotal (en niños). Tiene el aspecto de un bulto o protuberancia en la ingle o escroto. Esa protuberancia se hace evidente cuando el niño llora, tose o se pone de pie, cuando el niño se acuesta ese bulto tiende a desaparecer. Más del 90% de las hernias inguinales son diagnosticadas en varones, un 60% afecta el lado derecho, 25% sólo el lado izquierdo y un 15% se manifiesta en forma bilateral.

¿Por qué se produce la hernia inguinal?

La causa que se produzca una hernia inguinal indirecta es por la persistencia del proceso peritoneo vaginalis que está presente a los 7 meses de gestación del bebé con el descenso del testículo en el niño y la formación del canal de nuck en las niñas, el fracaso en la obliteración el proceso peritoneo vaginalis da como lugar a la formación de una hernia inguinal indirecta.

¿Cómo sé si mi hijo(a) tiene una hernia inguinal?

La hernia inguinal se manifiesta en forma de masa que protruye por la región inguinal. En los niños puede llegar a ocupar la región inguinal y el escroto y ser de un tamaño grande mientras que en las niñas se manifiesta como una pequeña masa, en ocasiones no ser dolorosa que correspondería al ovario. Si el niño presenta una protuberancia fija, dura, muy dolorosa, un malestar general, vómitos e irritabilidad está frente a una hernia inguinal encarcelada y es conveniente acudir de urgencias a un centro médico.

¿Hay que realizar algún tipo de estudio para saber si mi hijo tiene una hernia inguinal?

Por lo general el diagnóstico se hace con la historia que ofrece el familiar y el examen físico, pero si hay dudas con el diagnóstico se puede realizar una ecografía o sonografía inguinal.

¿A qué médico debo de llevar mi hijo si tiene una hernia inguinal?

Al momento de visualizar una masa que protruye por región inguinal, lo recomendable es acudir donde el pedíatra o acudir donde un cirujano pediátrico que pueda orientar y dar un seguimiento adecuado.

¿Cómo se trata una hernia inguinal?

La hernia inguinal se trata con cirugía de manera electiva preferente al momento del diagnóstico. En casos de episodio de encarcelación se debe realizar una cirugía de emergencia. En caso de encarcelación resuelta la cirugía no debe diferirse más que el tiempo necesario para que se recuperen los tejidos circundantes, ya que existe riesgo de nuevo episodio de encarcelación. La cirugía se espera solo en los casos de recién nacidos prematuros con inestabilidad respiratoria y alto riesgo anestésico, hasta que su situación se estabilice.

¿Qué tipo de cirugía se realiza?

Se pueden realizar la reparación abierta o laparoscópica.

La reparación abierta de hernias inguinales en los niños es un procedimiento ambulatorio. El principio básico de la reparación incluye ligadura alta y la escisión del saco de la hernia con o sin estrechamiento del anillo inguinal interno.

La reparación laparoscópica de la hernia inguinal es un desafió recientemente de la reparación abierta, con resultados reportados comparables con la reparación abierta con tasas de recurrencia casi similar y con resultados hasta superiores. El principio básico para la reparación de hernia inguinal laparoscópica en niños es una ligadura alta del saco herniario desde el interior.

¿Cuáles son las complicaciones de no tratar una hernia inguinal?

Si no se trata una hernia inguinal puede llevar al paciente a una encarcelación o estrangulación del contenido de la hernia como: isquemia, necrosis, perforación intestinal, atrofia testicular.

Leave a Response

X