ArticuloEstudiantesUniversidades

Enfermedad de Alzheimer: un vistazo a su patogénesis

145views

Artículo escrito por María José Formoso Pérez y Galina Altagracia Terrero Samson, estudiantes de medicina del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC), sobre las características de la patología por la enfermedad de Alzheimer enfocado en base a los biomarcadores potenciales con detalle en las placas amiloides y los enredos neurofibrilares. A continuación sus opiniones:

La vejez implica la presencia de diversos factores de riesgo para distintas enfermedades, en especial las enfermedades demenciales y vasculares, las cuales están relacionadas con la edad y quesuelen afectar a la persona en el ámbito social, familiar y laboral. (1)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) notificó en el 2015 que alrededor de 47 millones de personas se encuentran afectadas por las diferentes formas de demencia, siendo la Enfermedad de Alzheimer (EA) el tipo de demencia que representa del 60% al 70% de los casos,siendo esta un foco de atención para el ministerio de la salud. (1)(2)

Según la Asociación Internacional de Alzheimer (EA) de 36 millones de personas afectadas por esta enfermedad, 28 millones aún no tienen el conocimiento que padecen de este tipo de demencia, incluso los familiares no tienen acceso a información sobre el tema y mucho menos a los cuidados y tratamientos indicados, causando que los países subdesarrollados sean los que reciban el mayor impacto. (2)

Las causas para la enfermedad de Alzheimer (EA) aún no están claras, sin embargo existen dos características de la patología del Alzheimer, las cuales son las placas amiloides y los enredos neurofibrilares

La Enfermedad de Alzheimer (EA) es un trastorno neurocognitivo, caracterizado por afectar la memoria, combinado a un deterioro cognitivo de funciones superiores con una causa desconocida. Esta se manifiesta como un síndrome clínico que presenta un daño gradual de las capacidades cognitivas del paciente, caracterizada por la pérdida de memoria, concentración, lenguaje, praxias, gnosias, psicología conductual y funcional, además de las funciones visuoespaciales y capacidades ejecutivas. (3)(4)

Algunos de los factores de riesgo de la Enfermedad de Alzheimer (EA) son el sexo, edad, obesidad, diabetes mellitus, hipertensión arterial, genética, tabaquismo, hipercolesterolemia, síndrome de Down y el traumatismo craneoencefálico. En adición a esto, otros de los factores de riesgos que están relacionados son el sedentarismo, la educación, disminución de la actividad mental y laboral. Siendo la educación un problema notorio en la República Dominicana debido a la deficiencia en la tasa de cobertura en la educación inicial (37%) y secundaria (64%) al igual de la frecuencia en la repetición de niveles y abandono de estudio. (4)(5)

Actualmente, las causas para la enfermedad de Alzheimer (EA) aún no están claras, sin embargo existen dos características de la patología del Alzheimer, las cuales son las placas amiloides y los enredos neurofibrilares (NFTs). Las placas amiloides son acumulaciones intracelulares conformadas principalmente de Aβ anormalmente plegado con 40 o 42 aminoácidos (Aβ40 y Aβ42), mientras que los enredos neurofibrilares están compuestos por filamentos helicoidales pares que consisten en tau hiperfosforilado. De igual manera, existen diferentes hipótesis que podrían explicar la patogénesis de la EA, destacándose entre estas la acumulacion de Aβ, la cual es producida por la división secuencial de la proteína precursora amiloide (APP) por las enzimas β- e y- secretasa en el cerebro.  (6)

Clasificación de la enfermedad del Alzheimer en base a biomarcadores potenciales.

El apoyo para esta hipótesis viene de la genética debido a que todas las mutaciones FAD están involucradas en la generación de Aβ  y resultan en una sobreproducción relativa de formas tóxicas de β- amiloide. Por otro lado, los oligómeros Aβ solubles pueden que sean las formas más patológicas, ya que los oligómeros purificados de cerebros de EA y aplicados a neuronas in vitro inhiben la potenciación a largo plazo, dañan las espinas dendríticas, causan disfunción sináptica y casan muerte neuronal. Además, inducen hiperfosforilación de la proteína Tau en epítopos relevantes para la EA y causan distrofia neurítica en neuronas cultivadas, por lo que las placas pueden actuar como un reservorio en el que los oligómeros amiloides se difunden; pueden incluso actuar como un mecanismo de protección, isolando la serie tóxica Aβ hasta que llegan a un punto de saturación fisiológica. Así mismo, la relación de la placa de polímero soluble Aβ puede ser menor en pacientes con amiloidosis asintomática que en paciente con demencia – EA, lo cual apoya el concepto de que las placas pueden actuar como un reservorio protector. En adición a esto, a pesar de que las mutaciones en el gen tau llevan a la acumulacion de esta proteína y a una variedad de demencias neurodegenerativas, las mutaciones de tau por sí solas no causan EA. (6)

El diagnóstico de la EA consiste principalmente en biomarcadores de neuroimagen. Entre estos están: concentraciones de péptidos Aβ así como proteínas τ  totales e hiperfosforilación en el líquido cefalorraquídeo. (7) (8) Por otro lado, actualmente sólo se han aprobado cinco tratamientos médicos para tratar la enfermedad de Alzheimer y los mismos actúan para controlar los síntomas en vez del curso de la enfermedad reflejando así los desafíos implicados en el desarrollo de un agente terapéutico que tenga el potencial de cambiar el curso de una enfermedad tan compleja como los es la EA. Dentro de estos se encuentran la tacrina, el donepezilo, la memantina, rivastigmina y galantamina. (8)

En conclusión, tomando en cuenta los factores de riesgo para la EA, es importante recalcar la importancia de ejercitar la mente y el cuerpo, aún más ahora que nos enfrentamos ante una pandemia que ha limitado la posibilidad de tener acceso a una educación más completa y a ejercitarse libremente. Por otro lado es importante preocuparnos por nuestra salud mental y no dejar pasar posibles síntomas de la afección por alto y siempre estar alerta e investigar sobre ello. A su vez, debido a que no hay una gran variedad con relación  a las opciones disponibles para la detección de la EA, es necesario que se establezcan nuevos criterios diagnósticos que faciliten el diagnóstico de la EA presintomática  para que de esta manera se estudien a mayor profundidad las intervenciones tempranas para la EA. Así mismo, la patología amiloide y tau son críticas en la patogénesis de la EA, no obstante, no está claro cómo estas se relacionan mecánicamente, por lo que es esencial que se investigue a mayor profundidad para así encontrar la mejor manera de abordar el Alzheimer.

Bibliografía:

  1. Rubio Acuña Miriam, Márquez Doren Francisca, Campos Romero Solange, Alcayaga Rojas Claudia. Adaptando mi vida: vivencias de cuidadores familiares de personas con enfermedad de Alzheimer. Gerokomos  [Internet]. 2018  [citado  2021  Abr  16] ;  29( 2 ): 54-58. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-928X2018000200054&lng=es
  1. Ocaña Montoya Carmen María, Montoya Pedrón Arquímedes, Bolaño Díaz Guillermo Antonio. Perfil clínico neuropsicológico del deterioro cognitivo subtipo posible Alzheimer. MEDISAN  [Internet]. 2019  Oct [citado  2021  Abr  16] ;  23( 5 ): 875-891. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1029-30192019000500875&lng=es.  Epub 07-Nov-2019.
  1. Navarro Martínez María, Jiménez Navascués Lourdes, García Manzanares M.ª Concepción, Perosanz Calleja María de, Blanco Tobar Esther. Los enfermos de Alzheimer y sus cuidadores: intervenciones de enfermería. Gerokomos  [Internet]. 2018  [citado  2021  Abr  16] ;  29( 2 ): 79-82. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1134-928X2018000200079&lng=es
  1. Medigraphic.com. [consultado el 16 de abril de 2021]. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/sinergia/rms-2020/rms204i.pdf
  1.  Batista L. La República Dominicana invertirá 510 millones de pesos diarios en educación en el 2020 [Internet]. Diario Libre. 2019 [consultado el 16 de abril de 2021]. Disponible en: https://www.diariolibre.com/actualidad/salud/la-republica-dominicana-invertira-510-millones-de-pesos-diarios-en-educacion-en-el-2020-GD14247753
  1. Lane C; Hardy J; Schott J. (2017). Alzheimer’s disease. ugeskriftet, 179(12). Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28330540/
  2. Briggs R, Kennelly SP, O’Neill D. Drug treatments in Alzheimer’s disease. Clin Med (Lond). 2016 Jun;16(3):247-53. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5922703/
  3. Tiwari S, Atluri V, Kaushik A, Yndart A, Nair M. Alzheimer ‘s disease: pathogenesis, diagnostics, and therapeutics. Int J Nanomedicine. 2019 Jul 19;14:5541-5554. doi: 10.2147/IJN.S200490. PMID: 31410002; PMCID: PMC6650620.

Leave a Response

Suscribirse a nuestro boletín de noticias semanal es totalmente gratis

Inicia la semana informado con un boletín que contiene otras informaciones interesantes para la comunidad médica y que es de fácil lectura.

X