ActualidadArticuloEducación Medica

Cuidado de Hernia Umbilical en niños

Cuidado de Hernia Umbilical en niños
4views

El Dr. Erick V. Féliz P., cirujano pediátrico, explica que, durante el desarrollo del bebé en el útero de la madre, los músculos de la pared abdominal se van desarrollando. Cuando este desarrollo se realiza de manera incompleta al nacer, puede quedar un defecto en la región umbilical en el que el contenido de la cavidad abdominal protruye por el defecto del ombligo.

Introducción

La hernia umbilical es un defecto o agujero en la pared abdominal a nivel del ombligo, consecuencia del cierre incompleto del orificio por el que pasa el cordón umbilical. El diagnóstico se realiza visualizando una masa o bulto que protruye por la región umbilical. Tienen riesgo de padecer hernia umbilical los recién nacidos prematuros, bajo peso y algunos síndromes. Las hernias umbilicales pueden ser peligrosas cuando se encarcela o estrangula. La herniorrafía umbilical es una cirugía ambulatoria. El paciente regresa a la casa el mismo día, tiene una recuperación de una semana. La mayoría de los niños pueden alimentarse sin restricción después de la cirugía, volver a la escuela en 6 – 7 días y volver a hacer deporte en 3-4 semanas después.

¿Qué es una hernia umbilical?

Es un defecto o agujero en la pared abdominal a nivel del ombligo, consecuencia del cierre incompleto del orificio por el que pasa el cordón umbilical. Días después del nacimiento se puede visualizar una masa que protruye por la región umbilical.

¿Por qué se produce la hernia umbilical?

Durante el desarrollo del bebé en el útero de la madre, los músculos de la pared abdominal se van desarrollando, cuando este desarrollo se realiza de manera incompleta al nacer, puede quedar un defecto en la región umbilical. Por este defecto, al niño llorar o hacer presión en el abdomen, el contenido de la cavidad abdominal protruye por el defecto del ombligo.

¿Cómo sé que mi hijo tiene una hernia umbilical?

Días después del nacimiento se puede visualizar una masa que protruye o sale por la región umbilical cuando el bebé llora o hace presión en el abdomen.

¿Qué niños tienen más riesgos de tener hernia umbilical?

  • Prematuros.
  • Recién nacidos con peso bajo al nacer.
  • Niños con algunas condiciones como:
  1. Síndrome de Beckwith – Wiedemann.
  2. Síndrome de Hurler.
  3. Síndrome de Down.
  4. Hipotiroidismo congénito.

¿Cuándo es peligrosa?

La hernia umbilical casi nunca resulta peligrosa. Puede resultar peligrosa cuando se encarcela o estrangula. Los padres pueden darse cuenta si la hernia esta estrangulada porque el niño comienza a sentirse muy mal, llora sin parar, presenta vómitos y quejarse de dolor en la región umbilical.

¿Qué hacer como padre ante una hernia umbilical?

La hernia umbilical puede llamar mucho la atención, pero la buena noticia es que tienden a cerrar espontáneamente antes de los 3 años de vida. Antes era tradición poner una moneda sobre la hernia o cualquier otro objeto para intentar que se fuese entrando. Pero se ha demostrado que eso puede producirle daños en la piel al bebé. Lo único que se debe hacer es observarla y darle seguimiento en la consulta con el pediatra. Si a los 3 años no ha cerrado espontáneamente, se considerara realizarle una cirugía para corregirla.

¿Cuál es el tratamiento?

La reparación de la hernia umbilical puede ser necesaria en los niños:

  • La hernia es dolorosa, cuando esta encarcelada o estrangulada.
  • Cuando no ha cerrado de manera espontanea a los 3 años.

La herniorrafía umbilical es una cirugía ambulatoria. El paciente regresa a la casa el mismo día, tiene una recuperación de una semana.

La cirugía consiste en una pequeña incisión debajo del ombligo y se introduce el contenido de la hernia hacia el interior del abdomen. El orificio se cierra con puntos. La piel sobrante de la hernia en el ombligo se suele suturar y dejar que cicatrice. En los niños no se utiliza mallas.

¿Cómo cuido a mi hijo en casa después de la cirugía?

Por lo general, la mayoría de los niños pueden alimentarse sin restricción después de la cirugía, volver a la escuela en 6 – 7 días y volver a hacer deporte en 3-4 semanas después.

Leave a Response

Andrés Quiroz
Comunicador social.
X